Adulteración, Contaminación y Concentración de Principios Psicoactivos de la Resina de Cannabis Consumida en la Comunidad de Madrid

Por Manuel Perez Moreno

Licenciado en Farmacia por la Universidad de Alcalá de Henares y Doctor Cum Laude por la Universidad Complutense de Madrid. Profesor de Farmacología y de Química Farmacéutica. Autor de artículos en revistas internacionales, capítulos de libros y charlas y conferencias sobre drogas de abuso.

Ha desarrollado su vida profesional entre la Industria Farmacéutica, la Farmacia Hospitalaria, la Docencia y la Oficina de Farmacia.

Apasionado por el mundo del Cannabis y de las propiedades farmacológicas de la planta, ha realizado trabajos sobre la adulteración y la contaminación de los derivados del Cannabis.

Tesis Doctoral de Manuel Pérez Moreno

En España, tanto el hachís (resina de cannabis) como otros derivados del cannabis son drogas de abuso ilegales y, como tales, están perseguidos por la ley su cultivo, tráfico y consumo público, aunque no privado (autocultivo). Por ello, la única manera de adquirir hachís es a través de la venta ilegal en la calle. Este carácter de ilegalidad hace que tanto los productores, como transportistas, distribuidores y vendedores de estas sustancias no estén sometidos a ningún tipo de código de buenas prácticas, y sus productos no pasen ningún control de calidad por parte de las autoridades sanitarias. A pesar de estas circunstancias, su consumo sigue siendo un hábito muy extendido, incluso como medicina alternativa por personas con un sistema inmune debilitado. De otra parte, existe una

creciente preocupación por la tendencia actual al aumento de la potencia del hachís (concentración de THC) y de sus efectos adversos sobre la salud. En nuestro país, existen informes nacionales sobre drogas que se refieren a las grandes incautaciones procedentes de operaciones policiales; sin embargo, no existe información relativa al hachís que adquieren los consumidores a través de la venta callejera.

El objetivo de este estudio ha sido analizar la adulteración, contaminación y concentración de principios psicoactivos de la resina de cannabis adquirida en la calle en la Comunidad de Madrid (CAM) y establecer si es apta para el consumo humano.

Material y Método

Se han estudiado un total de 90 muestras de resina de Cannabis, obtenidas mensualmente a través de la venta en la calle en la CAM, durante el año 2015. Mediante análisis macro y microscópico, microbiológico, químico con reacciones colorimétricas, cromatografía en capa fina y HPLC-uv, se han determinado las características organolépticas (forma, olor, color, elasticidad y textura), la presencia de elementos extraños, adulteración, contaminación microbiológica (E. coli y Aspergillus) y la concentración de principios psicoactivos de la resina de cannabis.

El elevado porcentaje de muestras adulteradas y contaminadas hace que el 88,3% de la resina de cannabis de la CAM no sea apto para el consumo. Por ello, la venta ilegal de hachís constituye un problema de salud pública, además de un fraude para el consumidor. La potencia (THC) del hachís de la CAM es alta (21.3%) y similar a la publicada en Francia y otras regiones de España, además también contiene una elevada concentración de CBD.

Descargar PDF