CBD y CBG: ¿potencial para los productos de cuidado bucal o sólo una moda?

Por Viola Brugnatelli

Viola Brugnatelli es neurocientífica y especialista en el sistema endocannabinoide, investiga y da clases sobre el cannabis en el departamento de neurociencia de la Universidad de Padua, Italia, y es cofundadora de Cannabiscienza, una empresa dedicada a la educación para profesionales de la salud sobre el sistema endocannabinoide y el uso medicinal del cannabis.

Miembro desde hace años de la International Cannabinoid Research Society y embajadora italiana de la Asociación Internacional por los Medicamentos Cannabinoides, Viola ha trabajado en laboratorios farmacológicos y está especializada en receptores cannabinoides huérfanos/terpenoides y su señalización en procesos como el dolor y la inflamación.

Actualmente, colabora con la Fundación Canna, la junta editorial del Journal of Cannabinoid Medicine, y como autora invitada en varias revistas del campo, incluyendo Project CBD. A lo largo de los años, Viola ha participado en varios cursos de Educación Médica Continua (CME) sobre el cannabis, educando a médicos y farmacéuticos de todo el mundo. Es vicepresidenta de una organización sin ánimo de lucro dedicada a empoderar a las mujeres que trabajan con remedios naturales.

Lo que más le fascina de la planta del cannabis es lo que se puede aprender y saber sobre el sistema endocannabinoide y cómo modularlo de diferentes formas además de con los fitocannabinoides. Recientemente ha trabajado estrechamente con anestesistas que utilizan la hipnoterapia para evaluar el papel del sistema endocannabinoide en la capacidad de alterar los estados de consciencia sin la utilización de fármacos.

¿Podrían sustituirse productos populares para el cuidado bucal como Colgate u Oral B por formulaciones basadas en el cannabis?

No solo esta vía parece posible, sino que también puede ser cierto lo contrario. De hecho, en abril de 2021 Colgate-Palmolive anunció públicamente la presentación con éxito de tres patentes internacionales para diferentes composiciones para el cuidado bucal que utilizan cannabidiol (CBD) antibacteriano, e incorporan una serie de otros cannabinoides no narcóticos, como el cannabigerol (CBG), el cannabicromeno (CBC) y el cannabicitrán (CBTC) para elaborar diferentes mezclas para enjuagues bucales, dentífricos, geles orales y otros.

En el comunicado de Colgate-Palmolive, que a principios de este año adquirió Hello Products, una famosa empresa de cosmética natural que ofrece una gama de productos de cuidado bucal que contienen CBD y aceite de semillas de cáñamo: «las mezclas de cannabinoides se han desarrollado para mejorar la salud bucodental de varias maneras: reducir o inhibir la formación de caries dental; reducir la acumulación de placa y reducir la inflamación gingival».

Dado que los enjuagues bucales y las pastas de dientes están clasificados como cosméticos, no es necesario que las alegaciones estén respaldadas por evidencia clínica. Dado que la literatura científica indica que los consumidores crónicos de cannabis presentan un mayor riesgo de lesiones periodontales, xerostomía (sequedad de boca) y caries, cabe preguntarse si existe evidencia científica que respalde la tendencia de los productos de cuidado bucal basados en cannabinoides.

En primer lugar, consideremos la inflamación: la evidencia ha demostrado que los receptores CB2 se encuentran en el tejido periodontal en los puntos de inflamación/infección, y los compuestos que activan los CB2R pueden regular la inflamación y ayudar a mejorar los tratamientos actuales para la periodontitis y otras patologías inflamatorias orales.

Además, tanto los receptores CB1 como CB2 se expresan en el tejido gingival, y su expresión aumenta en gran medida durante los estados patológicos. Esto se debe a que, una vez activados por cannabinoides endógenos como la anandamida, el CB1 y el CB2 desencadenan una reducción significativa de la producción de mediadores proinflamatorios en esos lugares, lo que sugiere que los fitocannabinoides con una actividad farmacológica similar pueden regular la curación periodontal.

Una revisión bibliográfica en la que se evaluaba la mucositis oral, (una inflamación y ulceración dolorosa de la boca, que es una complicación común, y a menudo debilitante, del tratamiento del cáncer) y los mecanismos de acción del CBD, concluía que las propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antioxidantes del CBD podrían ser beneficiosas para los pacientes que padecen esta enfermedad, aunque todavía no se ha probado.

Por lo tanto, a medida que entendemos mejor cómo el sistema endocannabinoide regula la inflamación oral, también llegamos a entender que el tono endocannabinoide modula la disminución de la salivación inducida por la inflamación en las glándulas salivales; esto parece coincidir con la diferencia encontrada en la salivación entre los fumadores de tabaco y de cannabis, con la boca seca experimentada por el 69,6% del grupo de cannabis, en comparación con el 18,6% del grupo de fumadores de cigarrillos.

Teniendo en cuenta que la xerostomía está relacionada con la enfermedad gingival a través de la acumulación de placa dental, es interesante examinar si el CBD puede ser realmente una buena opción para la placa dental.

Sobre este tema, las pruebas realizadas anteriormente demostraron que el CBD y otro cannabinoide no narcótico, el cannabigerol (CBG), poseen una actividad antibacteriana contra varias especies bacterianas tanto grampositivas como gramnegativas, y estudios más recientes han demostrado que ambos cannabinoides podrían desempeñar un papel en la placa dental. En Bélgica, se sometió a 60 adultos a una prueba para comparar la eficacia de diferentes productos de cuidado bucal en la reducción de la placa dental: los que contenían cannabinoides resultaron ser más eficaces a la hora de reducir el recuento de colonias bacterianas en la placa dental en comparación con las formulaciones bien establecidas de productos sintéticos de cuidado bucal, a saber, Oral B y Colgate.

El mismo grupo evaluó posteriormente, en un estudio de seguimiento, la eficacia de los productos de CBD-CBG (que no contenían ni alcohol ni flúor) frente a otros productos comerciales de enjuague bucal comúnmente disponibles y frente al estándar de oro de los dentistas, la clorhexidina (un desinfectante y antiséptico que ha resultado ser cancerígeno).

Esta investigación se llevó a cabo examinando muestras procedentes de 72 participantes. Los resultados mostraron que los enjuagues bucales que contenían CBD y CBG al <1% eran tan eficaces como los enjuagues bucales con clorhexidina al 0,2% a la hora de reducir la placa dental.

Lo que las patentes de Colgate-Palmolive no reivindicaban era que su línea de cuidado bucal pudiera disminuir el dolor en la boca o inducir efectos relajantes musculares, a pesar de que esos son algunos de los usos medicinales más históricos del cannabis en la odontología. Es sabido que los antiguos médicos árabes y otros pueblos acostumbraban a inducir la sedación y una especie de anestesia general por inhalación mediante la llamada esponja de Alepo, sumergida en una mezcla de cannabis, opio y otros compuestos, y luego colocada sobre la nariz del paciente que necesitaba una extracción dental o cirugías similares.

Recientemente en Polonia se ha probado el CBD para el dolor temporomandibular (TMD, por sus siglas en inglés), una condición que afecta al 20-30% de la población adulta, siendo la segunda causa más frecuente de dolor orofacial después del dolor de muelas.

Para esta investigación, se seleccionaron 60 pacientes que padecían TMD y se dividieron en dos grupos: el grupo experimental y el grupo de control. Al grupo de tratamiento se le asignó un parche transdérmico que contenía una pomada a base de CBD al 20% en aceite de oliva. El segundo grupo sólo recibió el parche, sin CBD (parche placebo). Ambos grupos utilizaron un nuevo parche por la mañana y otro por la noche; ambos grupos se sometieron a una primera visita de seguimiento y a una segunda tras 14 días de aplicación del parche. La intensidad del dolor percibido se analizó mediante un cuestionario estandarizado (la llamada escala analógica visual, EVA) y se evaluó la tensión muscular, mediante la aplicación de electrodos en la zona mandibular. En el caso del grupo CBD, después de 14 días se puso de manifiesto un efecto significativo en los músculos maseteros (reducción del 11% en el músculo masetero derecho y del 12,6% en el izquierdo); en el caso del grupo de control no se produjo ninguna reducción de la actividad muscular. Incluso la intensidad del dolor, según la escala EVA, se redujo significativamente en el grupo del parche con CBD: 70,2% en comparación con el grupo del parche de placebo, en el que se registró una reducción de sólo el 9,81%.

Este estudio muestra que el CBD puede ser eficaz para reducir el dolor temporomandibular y se debería considerar en la terapia de los músculos de la masticación en pacientes con dolor temporomandibular.

Entonces... los fitocannabinoides y los productos para el cuidado bucal, ¿una moda o han venido para quedarse?

Cabe pensar si apenas estamos aprovechando sus aplicaciones potenciales, ya que se están llevando a cabo muchas más investigaciones para establecer el uso potencial de los compuestos del cannabis en el cuidado dental.

References:

Ammaar H Abidi, Sahar S Alghamdi, Mustafa Kh Dabbous, David A Tipton, Suni M Mustafa, Bob M Moore J Periodontal Res actions 2020 Oct;55(5):762-783. doi: 10.1111/jre.12765. Epub 2020 Jun 20. Cannabinoid type-2 receptor agonist, inverse agonist, and anandamide regulation of inflammatory responses in IL-1β stimulated primary human periodontal ligament fibroblasts

Appendino G, Gibbons S, Giana A, Pagani A, Grassi G, Stavri M, et al. Antibacterial cannabinoids from Cannabis sativa: a structure-activity study. J Nat Prod. 2008;71(8):1427–30. https://doi.org/10.1021/np8002673.

Cho C M, Hirsch R, Johnstone S. General and oral health implications of cannabis use. Aust Dent J 2005; 50: 70-74.

Cuba, Letícia de Freitas, et al. "Cannabidiol: An Alternative Therapeutic Agent for Oral Mucositis?" Journal of Clinical Pharmacy and Therapeutics, vol. 42, no. 3, June 2017, pp 245-250.

Cureus. 2020 Jan 29;12(1):e6809. doi: 10.7759/cureus.6809.Comparison of Efficacy of Cannabinoids versus Commercial Oral Care Products in Reducing Bacterial Content from Dental Plaque: A Preliminary Observation

Darling M R, Arendorf T M. Effects of cannabis smoking on oral soft tissues. Community Dent Oral Epidemiol 1993; 21: 78-81.

Facco E, Zanette G. The Odyssey of Dental Anxiety: From Prehistory to the Present. A Narrative Review. Front Psychol. 2017 Jul 11;8:1155. doi: 10.3389/fpsyg.2017.01155. PMID: 28744243; PMCID: PMC5504153.

Fernandez-Solari J, Prestifilippo JP, Ossola CA, Rettori V, Elverdin JC. Participation of the endocannabinoid system in lipopolysaccharide-induced inhibition of salivary secretion. Arch Oral Biol. 2010 Aug;55(8):583-90. doi: 10.1016/j.archoralbio.2010.05.006. Epub 2010 Jun 9. PMID: 20542488.

Jäger A, Setiawan M, Beins E, Schmidt-Wolf I, Konermann A. Analogous modulation of inflammatory responses by the endocannabinoid system in periodontal ligament cells and microglia. Head Face Med. 2020 Nov 16;16(1):26. doi: 10.1186/s13005-020-00244-0. PMID: 33190638; PMCID: PMC7667774.

Kozono S, Matsuyama T, Biwasa KK, Kawahara K, Nakajima Y, Yoshimoto T, Yonamine Y, Kadomatsu H, Tancharoen S, Hashiguchi T, Noguchi K, Maruyama I. Involvement of the endocannabinoid system in periodontal healing. Biochem Biophys Res Commun. 2010 Apr 16;394(4):928-33. doi: 10.1016/j.bbrc.2010.03.080. Epub 2010 Mar 15. PMID: 20233580.

Mattes RD, Shaw LM, Engelman K. Effects of cannabinoids (marijuana) on taste intensity and hedonic ratings and salivary flow of adults. Chem Senses 1994;19:125–40. (https://doi.org/10.1016/j.adaj.2016.10.009)

Nakajima Y, Furuichi Y, Biswas KK, Hashiguchi T, Kawahara K, Yamaji K, Uchimura T, Izumi Y, Maruyama I. Endocannabinoid, anandamide in gingival tissue regulates the periodontal inflammation through NF-kappaB pathway inhibition. FEBS Lett. 2006 Jan 23;580(2):613-9. doi: 10.1016/j.febslet.2005.12.079. Epub 2006 Jan 3. Erratum in: FEBS Lett. 2006 Mar 20;580(7):1909. PMID: 16406050.

Nitecka-Buchta A, Nowak-Wachol A, Wachol K, Walczyńska-Dragon K, Olczyk P, Batoryna O, Kempa W, Baron S. Myorelaxant Effect of Transdermal Cannabidiol Application in Patients with TMD: A Randomized, Double-Blind Trial. J Clin Med. 2019 Nov 6;8(11). pii: E1886

Özdemir B, Shi B, Bantleon HP, Moritz A, Rausch-Fan X, Andrukhov O. Endocannabinoids and inflammatory response in periodontal ligament cells. PLoS One. 2014 Sep 16;9(9):e107407. doi: 10.1371/journal.pone.0107407. eCollection 2014.)

Prestifilippo JP, Fernández-Solari J, Medina V, Rettori V, Elverdin JC. Role of the endocannabinoid system in ethanol-induced inhibition of salivary secretion. Alcohol Alcohol. 2009 Sep-Oct;44(5):443-8. doi: 10.1093/alcalc/agp040. Epub 2009 Jul 9. PMID: 19589828.

Prestifilippo JP, Medina VA, Mohn CE, Rodriguez PA, Elverdin JC, Fernandez-Solari J. Endocannabinoids mediate hyposalivation induced by inflammogens in the submandibular glands and hypothalamus. Arch Oral Biol. 2013 Sep;58(9):1251-9. doi: 10.1016/j.archoralbio.2013.04.003. Epub 2013 May 15. PMID: 23684250.

Thavarajah R, Rao A, Raman U, Rajasekaran S T, Joshua E R H, Kannan R. Oral lesions of 500 habitual psychoactive substance users in Chennai, India. Arch Oral Biol 2006; 51: 512-519.

Vasudevan, K., Stahl, V. Cannabinoids infused mouthwash products are as effective as chlorhexidine on inhibition of total-culturable bacterial content in dental plaque samples. J Cannabis Res 2, 20 (2020).

  • No está permitido el uso de nuestros contenidos con fines comerciales.
  • En caso de descargar y usar nuestros contenidos será con fines exclusivamente educativos y deberán ir siempre debidamente acreditados.
  • No está permitida la publicación de nuestros contenidos sin autorización expresa.
  • Fundación CANNA no se hace responsable de la opinión de sus colaboradores y escritores.