Conoce a los Expertos: Entrevista con la Dra. Bareket Scheiff-Keren

Por Yuval (Tuby) Zolotov

Yuval (Tuby) Zolotov es un investigador de cannabis medicinal y un estudiante de doctorado en la Escuela de Salud Pública en la Universidad de Haifa. Obtuvo su licenciatura de la Administración de la Salud en la Universidad Bar Ilan, donde investigó la adherencia al cannabis medicinal entre pacientes con licencia en Israel. Antes de unirse a la academia en 2012, Yuval era un instructor de pacientes con licencia y estuvo involucrado en la industria local desde sus inicios. Mientras trabaja en su tesis - Medical Cannabis Recomendación: Understanding and Predicting Physicians’ Behavior – Yuval también participa en varios proyectos de investigación.

Conoce a los Expertos es una serie de entrevistas realizadas por expertos del campo del Cannabis a líderes mundiales en investigación y en la práctica clínica del Cannabis como medicina.

Conoce a los Expertos: Entrevista con la Dra. Bareket Scheiff-Keren

La doctora Bareket Scheiff Keren es una médica israelí que ha sido especialista en dolor durante casi cuatro décadas. Ha sido pionera en la evolución del cannabis medicinal en Israel.

Además de ser médico a tiempo completo, participa activamente en el debate profesional y público, tanto a nivel nacional como internacional, y aboga por un mayor acceso de los pacientes al cannabis medicinal.

 

Yuval Zolotov: Dra. Scheiff-Keren, ¿puede contarnos cómo empezó su experiencia con el cannabis medicinal?

Bareket Scheiff-Keren: Todo empezó cuando yo ya llevaba mucho tiempo ejerciendo la medicina. Soy médico desde hace 38 años y me especializo en el tema del dolor. Hace 20 años uno de mis pacientes – que había sufrido un grave accidente automovilístico – me contó que estaba usando cannabis. Y me dijo que le aliviaba el dolor mucho más que todos los medicamentos que yo le había prescrito. Así que le recomendé que siguiera haciéndolo. Pero él estaba muy preocupado debido a que esto lo convertía de hecho en un criminal. No pensé que pudiera hacer nada al respecto, pero más tarde supe que el Ministerio de Salud de Israel cuenta con un cierto tipo de procedimiento para permitir a los pacientes usar cannabis medicinal. Comparado con la situación actual, las cosas eran entonces muy diferentes, muy pocos pacientes contaban con autorización y casi nadie sabía algo al respecto.

Yuval Zolotov: ¿Y cómo fue la evolución después del primer paciente?

Bareket Scheiff-Keren: En ese momento tenía algunos pacientes que estaban sufriendo mucho a pesar de haber probado en ellos varios tratamientos. Así que pensé que valdría la pena probar el cannabis. Entonces me di cuenta de que muchos de esos pacientes no sólo experimentaban un alivio del dolor, sino que también me dijeron que en general su vida estaba mejorando. Algunos regresaron al trabajo, otros empezaron a ir a la universidad, en fin, estaban funcionando de nuevo en la sociedad. Como médico, este es un resultado muy importante. Junto con mis pacientes aprendí que el cannabis como tratamiento para el dolor es rehabilitativo y en este sentido es también curativo en realidad. En general, un porcentaje creciente de la población sufre de dolor crónico y también sabemos que la población está envejeciendo. Así que creo que debemos tratar de ayudar a las personas a vivir sus vidas y seguir funcionando a pesar de que padezcan un dolor. Desde entonces, a lo largo de los años estimo que he tratado a más de 5.000 pacientes con cannabis medicinal.

Yuval Zolotov: ¿Puede describir cómo está integrado el cannabis actualmente en su clínica?

Bareket Scheiff-Keren: Puesto que soy uno de los pocos médicos con un punto de vista tan positivo sobre el cannabis medicinal, los pacientes suelen acudir a mi clínica después de haber visitado ya a varios médicos que se negaban a tener algo que ver con el cannabis. Mi clínica está atiborrada y las listas de espera son una locura. El resultado es que la mayor parte de mi tiempo en la clínica está dedicado a los pacientes que están usando o considerando usar cannabis medicinal. Según el Ministerio de Salud, tengo más pacientes que consumen cannabis medicinal que cualquier otro médico en Israel. En la actualidad, 4.400 de los 27.000 usuarios de cannabis medicinal autorizados en Israel son mis pacientes. Desafortunadamente tengo que dedicar gran parte de mi tiempo al papeleo administrativo y como médico realmente esto no me gusta. Prefiero dedicar mi tiempo a tratar a los pacientes. Las regulaciones israelíes sobre el cannabis medicinal obliga a los médicos a enfrentar demasiados obstáculos y esta es probablemente una de las razones por las que otros médicos no quieren involucrarse en el asunto.

Yuval Zolotov: ¿Puede explicar a qué se refiere?

Bareket Scheiff-Keren: En Israel los médicos no licencian a los pacientes directamente como en los Estados Unidos. Aquí, las licencias son emitidas por el Ministerio de Salud, previa aprobación de una recomendación médica. Por eso, cuando trato a un paciente y pienso que el cannabis medicinal puede ayudarlo, tengo que firmar un formulario especial que debo rellenar en línea, luego imprimir y enviar por fax. A continuación, un médico de familia, que trabaja como administrador en el Ministerio y cuya educación y calificaciones son inciertas, revisa mi recomendación y la aprueba o no. Este médico no ha visto a mi paciente, sin embargo casi nunca tengo rechazos del Ministerio. Como médicos, se nos permite prescribir medicamentos altamente tóxicos si pensamos que un paciente los necesita, y nadie nos controla. Pero con el cannabis es diferente y todo este proceso demanda mucho tiempo y energía. La mayoría de los médicos no quiere tener nada que ver con esto. Pero yo sigo luchando, porque realmente es una pelea. La única razón por la que continúo es para ayudar a mis pacientes. Después de tantos años de experiencia, sé que el cannabis medicinal tiene el potencial para ayudarlos, probablemente mejor que cualquier otro medicamento contra el dolor.

Yuval Zolotov: ¿Puede explicar un poco más detalladamente este punto de vista suyo?

Bareket Scheiff-Keren: Por supuesto. La mayoría de las veces los médicos no pueden curar a los pacientes, y nuestro propósito debe ser tratar de ayudarles tanto como podamos. Como médico, obviamente fui entrenado de acuerdo según el modelo biomédico; sin embargo, considero que el tratamiento de las personas que padecen síndromes de dolor requiere una perspectiva más amplia. La definición de dolor, según la Asociación Internacional para el Estudio del Dolor, es la experiencia subjetiva de un paciente, que obviamente es algo que no se puede medir. A lo largo de los años he sido testigo de diferentes tendencias en el ámbito de la medicina del dolor, sin embargo, todavía no tenemos las respuestas correctas para muchos de nuestros pacientes. Incluso, en algunos, casos los pacientes realmente empeoran al ser sometidos a tratamientos y administrárseles medicamentos durante largos períodos. Además, muchos pacientes con dolor padecen otros síntomas como depresión o trastornos del sueño. El dolor afecta a los pacientes en muchos niveles diferentes. Como especialista en dolor, veo muchos casos que son realmente extremos; personas que han sufrido diferentes tipos de accidentes o con graves problemas médicos. Le ahorraré los detalles, pero algunos de los casos que veo son inimaginables. El tratamiento de estos pacientes es muy complejo. En muchos casos, los pacientes no mejoran con la medicación convencional, por lo que el cannabis amerita considerarse como una opción. ¿Por qué no? Además, creo que el cannabis puede servir a los pacientes para algo más que su dolor. Les proporciona una solución holística a muchos de sus problemas. Estamos acostumbrados a recetar medicamentos para una determinada indicación, y a veces estos afectan al paciente en otros aspectos médicos - el funcionamiento sexual es un ejemplo importante. No ocurre así con el cannabis; lo doy a los pacientes para aliviar el dolor y muchas veces sus otros problemas también mejoran. Y más importante aún, es un producto muy seguro, con casi ningún efecto adverso. Algunos de los medicamentos convencionales para el dolor son mucho más tóxicos y peligrosos.

Yuval Zolotov: Usted describe muchas ventajas. ¿Por qué entonces, en su opinión, el cannabis medicinal no es más utilizado por los médicos?

Bareket Scheiff-Keren: Me hago esta pregunta constantemente. De alguna manera somos víctimas de las sociedades anteriores, porque sabemos que el cannabis era un tratamiento viable en otras épocas de la historia. La medicina se ha vuelto muy conservadora en cuanto a su naturaleza, y una cosa que es muy típica de los médicos es que creen saberlo todo mejor, que sus conocimientos son superiores. Así que cuando un paciente le dice a su médico que el cannabis le está ayudando, el médico expresa sus dudas y se muestra receloso. Afortunadamente los pacientes creen a sus médicos pero con cierta cautela. Si bien el cannabis es ilegal hasta cierto punto, la gente nunca ha dejado de usarlo. Y así es como se han conservado ciertos conocimientos acerca de las propiedades terapéuticas del cannabis. Como mencioné anteriormente, mis primeros conocimientos acerca del cannabis medicinal los obtuve a través de los pacientes, no en la escuela de medicina. Los médicos necesitan entender a sus pacientes, pero también viceversa. Si bien el cannabis es muy polémico, todavía sigo animando a los pacientes a encontrar una manera de informar a su médico si están usando o considerando el uso de cannabis medicinal. Espero que esta entrevista resulte de utilidad para algunos de ellos.

Yuval Zolotov: ¿Cuáles son sus expectativas sobre el futuro del cannabis con fines médicos y qué le gustaría que ocurriera?

Bareket Scheiff-Keren: En mi opinión, el cannabis debería poder ser usado libremente por la gente para cualquier propósito. En cuanto al aspecto médico, espero que haya mucho más control de calidad de los productos que usan los pacientes. Hasta el momento las normas no son suficientemente claras y las regulaciones son vagas, y creo que todavía queda mucho por hacer. Además, tenemos que difundir nuestros conocimientos entre los médicos y otros proveedores de atención médica, y esto sigue siendo un gran desafío. Cuando yo estaba en la escuela de medicina, no aprendimos nada acerca del cannabis medicinal y mire, finalmente ha resultado ser una herramienta muy viable en mi clínica. No tiene sentido que nada haya cambiado después de tantos años y que los estudiantes de medicina hoy todavía no aprendan casi nada sobre el sistema endocannabinoide y sobre las aplicaciones clínicas del cannabis. Mi deseo es ser testigo de un mayor respaldo del cannabis medicinal por parte de los médicos y las instituciones. Hasta que eso suceda, por el bien de mis pacientes, lo tomo como una misión personal el difundir el mensaje del cannabis medicinal a mis colegas y al público en diferentes foros.

Yuval Zolotov: Muchas gracias por concedernos esta entrevista.