Conoce a los Expertos: Entrevista con Paula Dall'Stella

Por Sarah Russo

Sarah Russo es escritora, consultora de cannabis y administradora de contenidos y redes sociales. Obtuvo su título en estudios ambientales y justicia social, con un enfoque en medicina vegetal, del Evergreen State College. Anteriormente trabajó para Project CBD y la Society of Cannabis Clinicians. También ha ejercido como educadora de fitoterapia en tiendas de remedios naturales. Algunos de sus objetivos principales son diversificar el movimiento del cannabis integrando la planta en el compendio general de medicina herbaria y alentando prácticas agrícolas sostenibles.

Conoce a los Expertos es una serie de entrevistas realizadas por expertos del campo del Cannabis a líderes mundiales en investigación y en la práctica clínica del Cannabis como medicina.

Conoce a los Expertos: Entrevista con Paula della'Stella

Paula Dall'Stella es doctora en medicina funcional con seis años de experiencia trabajando en el sector de la radiología en el Hospital Sirio Libanés, en San Paulo, Brasil. Obtuvo su residencia de ultrasonido y radiología general en el Hospital das Clínicas da Faculdade de Medicina da USP, y su postgrado en neurooncología en el Hospital Sirio Libanés.

Paula ha estudiado también medicina alternativa en el sureste de Asia y ha sido médica voluntaria en la Misión de Estabilización de las Naciones Unidas en la República Democrática del Congo.

Es directora científica de la AMA + ME - Asociación Brasileña de Pacientes de Cannabis Medicinal y da charlas a oncólogos y neurólogos sobre el sistema endocannabinoide y cannabis medicinal en hospitales y universidades brasileñas. También es miembro de la International Cannabinoid Research Society y de la Asociación Internacional del Cannabis como Medicina.

Sarah Russo: ¿En qué se basa su enfoque sobre el cannabis como médica?

Paula Dall'Stella: Todo comenzó cuando tuve una relación con alguien que tenía cáncer de cerebro. A través de la obra de Manuel Guzmán y Cristina Sánchez, oí por primera vez sobre el sistema endocannabinoide. Vi un documental en el que se discutían las propiedades antitumorales de los cannabinoides. Esto me sorprendió como médica, porque yo no aprendí el sistema endocannabinoide en la universidad o con mis colegas. Comencé a estudiar el cannabis medicinal y me puse en contacto con Manuel Guzmán para entender mejor sus investigaciones. Empecé a asistir a conferencias sobre el tema y conocí a los investigadores y sus estudios. Me di cuenta de cuánta ciencia tenemos detrás del cannabis y lo importante que es entenderlo como médica. Así que empezó una relación, y ahora al 99% de mis pacientes se les recomienda cannabis.

SR: ¿Cuál es el panorama para profesionales médicos que trabajan con cannabis en Brasil?

PdS: No hay una ley de cannabis medicinal en Brasil, todavía. Como médica puedo recetarlo, pero el contenido de CBD debe ser mayor que el de THC. El cannabis sigue siendo considerado una droga. El cannabidiol (CBD) no está en la lista de drogas prohibidas, mientras que el THC sí. Como sucedió en Estados Unidos, un grupo de madres que tienen niños con epilepsia refractaria comenzaron un movimiento. Fueron a la televisión y dijeron, "Voy a ser traficante de drogas. Si es una droga, pero va a salvar la vida de mi hijo, entonces no me importa." La situación cambió debido a estas madres, y a sus hijos y ahora se les puede prescribir CBD a otros pacientes.

Brasil puede importar productos de CBD en el país. Ahora hay más de siete empresas que lo hacen así. Sin embargo, estos productos no cuentan con las normas de una medicación, así que no sabemos exactamente qué contienen, o si cada paquete tiene la misma dosificación. El medicamento también es muy caro. Algunos pacientes necesitarán usar el medicamento de CBD a largo plazo y el coste puede que no les permita hacerlo. Brasil no tiene todavía una resolución para esto. Hay empresas nacionales e internacionales que están investigando y programan realizar ensayos clínicos (Fase 1-3) para vender el medicamento en farmacias. Este proceso podría ocurrir en unos tres años.

Desafortunadamente, debido a la falta de conocimiento y los prejuicios que tienen muchos médicos, afirman que no hay estudios sobre el cannabis que demuestren su eficacia. Esto previene que sus pacientes se beneficien del tratamiento con cannabis.

SR: ¿El paciente tiene acceso a medicamentos de cannabis seguros y fiables en su país?

PdS: No hay laboratorios de pruebas de cannabis en el país por lo que es difícil saber lo que hay dentro de los productos. Hubo un proyecto en Brasil en el que cogieron muestras de aceite alrededor del país para comprender lo que se está importando y lo que hacen los productores locales. Algunas de las empresas importadoras que reclamaron una determinada dosis de mg/ml en la etiqueta, resultó ser inexacta. Algunos aceites producidos localmente tienen a menudo una cantidad decente de cannabinoides, pero estos productos no son legales según la ley. Estamos frente a un montón de problemas con el control de calidad y la normalización.

SR: ¿Cuáles son algunos de los avances más emocionantes que han sucedido en el campo de la ciencia del cannabis desde su punto de vista?

PdS: Lo más emocionante para mí es ver un interés más profundo en la investigación y el desarrollo del cannabis a medida que vemos más países legalizándolo para uso médico. Estamos recibiendo una comprensión más profunda del sistema endocannabinoide en la actualidad como nunca antes. Están emergiendo investigaciones en muchos lugares diferentes, ¡incluyendo Brasil!

Estamos haciendo historia, y es súper emocionante verlo. Yo fui una de las primeras médicas en Brasil en comenzar a trabajar con cannabis y he estado en esta trayectoria durante más de cuatro años. La mayoría de los pacientes que acuden a mí quieren ser tratados por alguien que entienda el uso del cannabis. Lo ven como una medicina. Y como médica, es realmente gratificante ver que los pacientes mejoran con el cannabis. Son capaces de soltar muchos medicamentos innecesarios y controlar su enfermedad y con mucho mejores síntomas.

SR: ¿Ha habido casos de una gran diferencia entre los resultados que ha visto en su práctica clínica y los hallazgos en estudios preclínicos?

PdS: No he notado diferencias controvertidas de mis pacientes en comparación con lo que he visto en los estudios de investigación. El sistema endocannabinoide es diferente en cada persona, y también puede variar en un individuo cada día. Los productos aislados de cannabinoides se están generalizando. Mi perspectiva es que todos los medicamentos de plantas son mejores. Los estudios de investigación han demostrado que los medicamentos de plantas enteras obtienen una mayor respuesta terapéutica de los pacientes. Con aislamientos purificados, no sabemos qué esperar. Ahora no puedo llegar a una conclusión sólida. Necesito más tiempo para obtener más respuestas y realizar más observaciones.

SR: ¿Cuál es su perspectiva sobre la eficacia del cannabis en combinación con la quimioterapia o la radiación?

PdS: Me encanta usar cannabis como una herramienta para los pacientes de oncología. En mi experiencia, el cannabis es uno de los mejores medicamentos para controlar las náuseas, mejorar el sueño, estimular el apetito, y levantar el ánimo. He visto que los medicamentos ricos en THC pueden ser útiles para estos problemas, así como dosis bajas de CDB. Animo a mis pacientes a hacer ejercicio una hora, más o menos, antes de un tratamiento de quimioterapia, que puede ayudar a reforzar su sistema inmunológico. Los pacientes que usan cannabis funcionan mucho mejor clínicamente, que aquellos que usan medicamentos comunes para las mismas situaciones. He tenido excelentes resultados cuando mis pacientes usaron CBD antes y durante la radioterapia. No sabemos aún el impacto a largo plazo, pero por ahora, los resultados clínicos demuestran que los pacientes están mejorando cuando usan cannabis.

SR: ¿Puede hablar un poco sobre su póster en la última conferencia ICRS (International Cannabinoid Research Society)?

PdS: Hice mi postgrado en neuro-oncología, así que he venido siguiendo a un grupo de pacientes desde entonces. Dos de los pacientes con cáncer cerebral en las Etapas III y IV, después de una resección quirúrgica incompleta, se sometieron al protocolo Stupp (un tratamiento de radioterapia que acompaña a la quimioterapia durante 6 semanas). Se agregó cannabidiol al protocolo de tratamiento. Ambos pacientes presentaron respuestas clínicas muy satisfactorias en las evaluaciones periódicas.

Justo después de la quimioradiación, uno de los pacientes presentó una pseudoprogresión (PSD) tumoral muy exacerbada y precoz en la resonancia magnética, que se resolvió en un corto periodo de tiempo. El otro paciente tuvo una marcada remisión en las zonas alteradas en la resonancia magnética. El tumor de pseudoprogresión corresponde a un aumento relacionado con el tratamiento del tamaño de la lesión, debido a las respuestas inflamatorias que simulan la progresión de la enfermedad. La pseudoprogresión no representa una progresión real de la enfermedad y, a menudo, es un marcador de supervivencia más larga. Esto es presumiblemente porque representa una respuesta firme al tratamiento. Esta observación puede resaltar el efecto potencial del CBD para aumentar la respuesta positiva de PSD que pudiera tener un impacto en la supervivencia.

Ninguno de los pacientes tenía el síndrome de fatiga crónica u otros efectos secundarios que mucha gente siente durante la quimioterapia o radiación. Uno de ellos montaba en bicicleta durante 40 kilómetros al día. Han tenido un gran rendimiento clínico. Se necesitan nuevas investigaciones con más pacientes y análisis moleculares críticos.

SR: ¿Hay determinados tipos de cáncer para los que el cannabis sea especialmente útil? ¿Hay tipos de cáncer que parecen ser resistentes a los cannabinoides?

PdS: Es difícil de decir. Sabemos por estudios en animales que algunos tipos de tumores son más vulnerables al tratamiento de cannabis. Pero para los seres humanos necesitamos más tiempo de observación y, por supuesto, ensayos clínicos para confirmarlo. Lamentablemente, la mayoría de los pacientes buscan cannabis cuando no funciona nada más. El cannabis no es un milagro. Sabemos que existe un efecto sinérgico con algunos tipos de quimioterapia y los cannabinoides, por lo que aliento a los pacientes a usar ambos. Cuanto antes pueda empezar el paciente con la combinación, mejor. Yo nunca animo a mis pacientes a que usen cannabis como monoterapia.

SR: ¿Cuál es su opinión sobre el uso de cannabis de manera preventiva para evitar el cáncer u otras enfermedades?

PdS: Cannabis es un antioxidante muy potente, como la vitamina A, C y E. Así que en ese sentido, se podría usar como un suplemento diario para protegernos. Sin embargo, hay muchas preguntas sobre cómo funciona el cannabis a largo plazo. Tenemos un sistema completo que interactúa con él. Es más complejo que las vitaminas que tomamos. Actualmente no tengo respuestas sobre si el uso de una cierta dosis de cannabinoides por día tendría un impacto en la prevención del cáncer, porque es una enfermedad multifactorial. En mi práctica diaria, uso vitaminas y antioxidantes con mis pacientes porque es importante para la función mitocondrial. Me gusta usar CBD por razones similares. Pero actualmente lo uso como medicamento, no como suplemento.

La mayoría de la gente busca el cannabis como una sustancia que puede resolver la mayoría de sus problemas. Si existiera una sustancia milagrosa, no tendríamos la enfermedad. La mejor medicina es evitar la enfermedad con un estilo de vida saludable. Si vemos el cannabis de esta forma, entonces se podría usar como medicina preventiva.

SR: Gracias por su percepción, Paula.